Review de la X1850 Prime, mixer digital de Denon para DJs de club

Review de la X1850 Prime, mixer digital de Denon para DJs de club

Review de la X1850 Prime, mixer digital de Denon para DJs de club 2560 1438 Teo Tormo

La actualización de la gama Prime realizado por Denon este año ha incluido el lanzamiento de la X1850, una nueva mesa de mezclas digital de 4 canales que analizamos hoy en busca de lo que la diferencia del modelo anterior, la  X1800 , y comprobar si Denon va aprendiéndose la lección en su nueva singladura como marca de InMusic destinada exclusivamente al equipamiento de gama alta para DJs de club.  ¿Tiene lo necesario para despertar la atención de profesionales que usan otras marcas? ¿Con qué otras mesas del mercado compite realmente? ¿Merece la pena que los poseedores del anterior modelo se actualicen a este? Trataré de dar respuesta a todas estas preguntas y a muchas más cuestiones en el artículo. Comencemos.

Más que un nuevo modelo, un pulido del anterior

Cuando vi la nota de prensa de Denon con los detalles del lanzamiento de la X1850 no puedo negar que inmediatamente sentí algo de decepción: a grandes rasgos lo que se veía ahí era un mero restyling de un aparato  que había salido a la venta 3 años antes, la X1800, que a pesar de contar con buenas especificaciones técnicas junto con un competitivo surtido de funciones, y un precio decreciente de forma constante, no podía considerarse un éxito de ventas. Por suerte, y una vez ya con el aparato en las manos, uno va comprobando que por suerte Denon no se ha limitado a repetir el mismo dispositivo, si no que en realidad ha realizado una revisión de casi todo lo mejorable del anterior modelo y obteniendo como resultado el mixer que quizá debieran haber lanzado hace 3 años. Y sí, entiendo que esto parece que es empezar una review por el final al estar contando algo bastante concluyente, pero pienso que es una aclaración inicial necesaria dadas las similitudes entre ambos modelos. 

Respecto a la construcción del nuevo modelo, los materiales externos parecen exactamente los mismos, todo realizado sobre una carcasa de metal bastante gruesa y con ese toque industrial que consiguen dejando a la vista la tornillería enrasada y el color negro mate, que ahora por cierto ocupa toda la parte superior del equipo desplazando por completo el gris oscuro y logrando con ello una estética mucho más elegante y en línea con la elegancia que también han plasmado en los reproductores SC6000. Esta mejora estética se ha logrado con unos sencillos pero efectivos cambios: los capuchones de los potenciómetros de ecualización ahora tienen un aro blanco en la base, algunos botones iluminados tienen ahora una iluminación mucho más sutil, se han eliminado algunas serigrafías y las que hay se ven mejor. La pantalla de la mesa de mezclas parece igual, pero la de este modelo se visualiza algo mejor, no tengo claro si es porque tiene más brillo, más definición, o ambas cosas, pero su visualización ha mejorado. 

¿Son todo cambios por fuera? No, ha habido un cambio interno francamente interesante: los faders son totalmente distintos. Los faders de la X1800 eran quizá su peor elemento de control, con mucho desplazamiento lateral, poca tensión, y una sensación “áspera” al moverlos. Todo eso ha desaparecido en los de la X1850, más firmes, sin sensaciones raras de fricción o aspereza al moverlos, y con poco desplazamiento lateral; en definitiva mejores. Algunos botones tengo la sensación de que son más firmes al pulsarlos, pero no he podido confirmar este dato con el distribuidor, y la sensación os aviso que es muy subjetiva. Los potenciómetros en cuanto a su parte mecánica parecen exactamente los mismos que los de la X1800. Lo mismo sucede con el crossfader, sigue siendo el mismo Flex Fader de tensión ajustable (el cual recomiendo ajustar al mínimo).

La mesa por supuesto mantiene el mismo panel de conexiones trasero, con tres conexiones por canal (digital, línea y phono), switch ethernet de 5 puertos integrado, conectores TS para el envío y retorno de efectos, salida digital, doble salida master en formato XLR y RCA, salida de monitores con conexiones TS, salida de grabación en RCA, y MIDI out en formato DIN de 5 pines. El conector de alimentación ha pasado de ser un IEC normal a uno con pestaña de seguridad. Sigue habiendo dos puertos USB tipo B para el interfaz de audio en la parte superior derecha del panel de controles, y el canal de micro sigue manteniendo una conexión en la parte contraria de estos puertos, y otra en al panel de conexiones. 

Antes de cerrar este área de controles y conexiones, debo comentar un hecho puntual, y es que 3 de los potenciómetros durante las semanas que tuve el  aparato curiosamente perdieron algo de tensión, fue algo bastante perceptible. No se estropearon, siguieron funcionando normalmente, pero se “ablandaron” sin motivo alguno.

Las novedades internas

Al margen de los cambios estéticos y de algunos elementos de control, el aparato tiene algunas funciones nuevas. En primer lugar ahora podemos enviar MIDI Clock para sincronizar cualquier cosa con la mesa, esto teóricamente ya lo hacía la X1800, pero yo y otros muchos que la probamos nunca conseguimos que saliera MIDI Clock de la mesa, ahora desde que la sacas de la caja la función está y no da ningún problema aparente. El tempo al que funciona el MIDI clock no es otro que el que veamos que la mesa está empleando en la zona de efectos, y esta detección puede provenir del análisis automático de una fuente de audio, por la cadencia de la pulsación manual del habitual botón “tap”, o suministrado como metadato por un reproductor Denon a través del puerto ethernet empleando el protocolo Engine Connect de la marca. La detección automática del tempo no es en ocasiones muy precisa, observé que el tempo detectado es unas décimas más alto de lo que realmente suena. Personalmente tampoco lo veo un drama tecnológico, a fin de cuentas quien compre este mixer probablemente lo hará junto a unos reproductores de la misma marca, o utilice el mixer con Serato (que también comunica internamente al mixer el tempo de los temas) con lo que tomando el tempo de los reproductores a trasunto solucionado. 

Otra de las novedades del mixer relacionada con el tempo es la capacidad de cuantizar el uso de los efectos, es decir, ajustar la modulación de los efectos de forma automática al tempo o a las fracciones del mismo. Dicho así puede no parecer una novedad porque ya en la versión anterior el mixer ajustaba estas modulaciones al tempo, pero realmente lo hacía de otra forma, ya que aunque tomaba el tempo como referencia, la progresión de la modulación comenzaba en el momento en el que el efecto era activado. Ahora la modulación la hace tomando como referencia la rejilla de pulsos (beatgrid) del tema que está en reproducción, con lo que por ejemplo si aceleramos o frenamos el tempo la modulación del efecto se mantendrá acompasada con la canción aunque hayamos activado el efecto un poco antes o después. El ejemplo clásico sería el uso de un efecto de filtro cuya frecuencia de corte oscila de forma automática al tempo, con el anterior modelo la oscilación comenzaría en el momento que pulsáramos la activación del efecto, así que si pulsamos tarde el momento en el que el corte de frecuencia está en su punto más alto o más bajo iría desacompasado con la canción (llegaríamos a ese punto de modulación tarde), mientras que en la X1850 los puntos más altos y bajos de la modulación coincidirían perfectamente con los compases o con fracciones del mismo. Por otra parte es evidente que la rejilla de pulsos que tiene que interpretar el mixer tiene que provenir de un reproductor Denon de la serie Prime conectado por ethernet. 

Al margen de estas dos novedades la mesa incorpora dos efectos nuevos en la sección de efectos catalogada como “BPM Effects” que son Echo Hold y Pumper. El primero es una especie de roll con echo, resulta curioso pero es de esos efectos que si los usas mucho pierden totalmente la gracia, mientras que Pumper genera un efecto similar a una compresión con bombeo muy exagerada; tampoco está mal pero cuesta un poco encontrarle el momento adecuado para usarlo sin que desentone. 

La última novedad relevante del aparato es reciente y  ha llegado hace apenas unos días mediante una actualización de firmware (por cierto la actualización me resolvió un problema que daban los Sweep FX, no siempre se desactivaban al llevar al centro el potenciómetro que los controla). Esta novedad se llama Broadcast Mode, y es algo muy simple pero muy útil, y no es otra cosa que activando este modo, la salida master del interfaz interno pasa a estar asignada a los canales 1 y 2 del interfaz. ¿Para qué sirve esto y qué relación tiene con el broadcasting? Muy simple, sirve para poder usar de forma rápida y fácil la mesa con el software de streaming OBS, que tiene una peculiaridad que a muchos usuarios trae de cabeza cuando empiezan a usarlo, y es que este software, salvo que le instales algún plugin o emplees algún software adicional para hacer enrutamientos virtuales, sólo puede tomar el audio entrante por los canales 1 y 2 de cualquier dispositivo conectado al ordenador. Esta limitación suele descolocar a bastante gente novata en cuestiones de streaming (algo que se ha popularizado de forma extrema con la pandemia) que se encuentra con que su interfaz de audio suele tener asignada la salida master en los últimos canales del dispositivo (esto es especialmente frecuente en los interfaces integrados en mesas). Al usar este modo de uso, los canales del interfaz se reconfiguran dejando que por la salidas 1 y 2 se enrute el audio de la salida master, para que con OBS puedas tomar la señal y encaminarla fácilmente junto a la señal de audio de las cámaras que emplees en tus streamings caseros. Aquí Denon al implementar esta sencilla pero útil función demuestra que está al tanto de los problemillas que la gente se encuentra al querer sumarse a tendencias como la actual del streaming doméstico. 

Finalmente otra novedad introducida en esta mesa, también muy inteligente, es una función de “seguridad” que evita que por accidente el audio de un canal salga al aire mientras haces preescuchas rápidas de tu librería musica con la función “Track Preview” de unos reproductores Prime. Si los reproductores están conectados a la mesa por ethernet la “avisan” de que si subes el fader mientras preescuchas con esta función el audio del canal debe pararse. 

Al margen de estas novedades internas, parece que Denon ha conseguido solventar un problema que tenía con el anterior modelo, y es que funcionando con una resolución de 96khz la mesa se calentaba bastante y salieron unas cuantas  unidades que cuando alcanzaban una cierta temperatura, aproximadamente tras cerca de 3 horas, comenzaba a emitir una serie de zumbidos y chasquidos que podían escucharse perfectamente a través de las entradas analógicas si estas estaban seleccionadas como fuente de audio. La solución pasaba por usar la mesa a 48khz, y así nunca alcanzaba la temperatura problemática. En este modelo X1850 no sólo no he tenido este problema de ruidos, si no que además parece que la mesa se calienta menos que la unidad X1800 que probé en el pasado para otro artículo. Sí queda a pesar de ello algo que no me ha gustado, y es que con la mesa funcionando también a 96khz hay unos pocos efectos que no pueden usarse porque el DSP interno del aparato no da para tanto (te indica un mensaje en pantalla que no lo puedes usar), algo que ya ocurría en el modelo anterior, y que en este modelo se añade que la función Quantize para los efectos tampoco está disponible. Las diferencias sonoras entre usar la mesa a 48khz o a 96khz la verdad es que son mínimamente apreciables, y de hecho estoy casi seguro de que mucha gente ni tan siquiera puede percibir la diferencia, así que tampoco es el fin del mundo, pero también es cierto que Denon quizá debería indicar en su marketing que ciertas funciones de la mesa no están  disponibles usándola con su interfaz a pleno rendimiento. 

Funciones destacadas ya conocidas

Aunque esta mesa sea una revisión de un modelo anterior y lo más interesante sean las nuevas funciones, no hay que dejar de recordar algunas cosas que ya me gustaron del anterior modelo y que siguen presente en este, ya que siguen formando parte del producto y le siguen aportando valor. Entre estas destacaría:

  • Producto certificado para Serato DJ Pro y su expansión DVS. 
  • Usándola con Serato DJ Pro el MIDI clock que envía la mesa está basado en el tempo del canal de Serato que seleccionemos, y en este modo de uso el MIDI clock es tremendamente estable. La latencia a la que funciona usándola con Serato es bastante decente y el DVS funciona muy estable con el interfaz interno. 
  • El filtro de cada canal se controla y activa de forma independiente de los efectos de inserción Sweep FX, que serían el equivalente de los Sound Color FX de las mesas Pioneer. 
  • Puede seleccionarse un rango de frecuencias concreto al que aplicar los efectos, dejando el resto del espectro inalterado. Muy útil para emplear efectos como reverbs, delays, echos… el resultado es mucho más limpio si no los aplicas en la parte baja del espectro. 
  • La EQ es totalmente configurable, si no te gustan los puntos de corte o quieres probar otros, entrando en los menús de configuración de la mesa mediante la función Utility puedes 
  • La mesa no necesita drivers en MacOS. El doble puerto para el interfaz de audio te permite conectar y desconectar dos ordenadores en caliente, así que las transiciones de DJ en cabina son siempre sin problema. 

Algunas conclusiones

Denon ha sabido jugar bien sus  cartas con esta mesa, en lugar de invertir mucho en desarrollo para un producto totalmente nuevo, ha preferido terminar de rematar su antigua X1800 para conseguir esta X1850 que solventa algunas cuestiones del anterior mixer, mejora su estética notablemente, añade alguna función nueva, y de paso sustituye algún componente (faders, pantalla…) por otro mejor, y además la ofrece actualmente a un precio francamente bajo y extremadamente competitivo: unos 1.150€. Recordemos que el anterior modelo llegó al mercado por más de 1.500€ antes de que sufriera diversos recortes en el precio. 

Probablemente al mixer no le falta prácticamente nada que un DJ de club actual  pueda necesitar, ni en cuanto a prestaciones, ni en cuanto a sonido, ya que sigue manteniendo el mismo sonido redondo y contundente del anterior modelo. La única duda que nos deja está en la fiabilidad del producto, desde su regreso a la gama alta Denon DJ ha demostrado esfuerzos en hacer productos muy completos y competitivos en precios, pero con un control de calidad algo desigual en cuanto a manufactura, y los potenciómetros de esta mesa que perdieron algo de tensión me hacen recordar un poco esos fantasmas. De todos modos para algo están las garantías, y al menos en España el distribuidor no pone ningún problema en sustituir productos que puedan ofrecer alguna deficiencia. Así que lo más justo será concluir este aspecto con el clásico “el tiempo dirá”.  

Comparativamente, y fijándonos en la competencia, en la misma franja de precios encontramos la DJM-750MK2 de Pioneer DJ, que es el que podría considerarse el mixer de club de gama media-alta de Pioneer, y sinceramente la X1850 ofrece muchas más prestaciones y mejor sonido por aproximadamente el mismo dinero. La comparación con la DJM-900NXS2 de Pioneer DJ es otra cosa, son más parejas en sonido (aunque la de Pioneer no tiene extrañas limitaciones funcionando a 96khz) y en características, pero claro hay 700 euros de diferencia en el precio. No cabe comparación posible con otras mesas digitales como la Reloop RMX-90 o la Mixars Quattro, que andan por la franja de los 800-900€, esta mesa se las come con patatas en todos los aspectos. 

Poco más que decir respecto a este producto de Denon, y espero que os haya resultado útil la información aquí versada. Hasta la próxima.

1 comentario
  • Buena reseña! Yo tengo la X1800 desde hace 2 años largos, actualizada y también agrega los nuevos efectos y características, en cuanto al midi clock a mi me funciono a la perfección desde el primer día enviándolo a una Roland tr8-s, yo la única pega que la pongo es lo de los knobs que es cierto que los que más se usan pierden enseguida el toque central. Totalmente de acuerdo que la única mesa con la que se puede comparar es la 900nxs2, pero esos 1000 euros de diferencia decantan la balanza, aparte de que el sonido de Denon es mucho menos metálico y con más pegada, según mi percepción (un día hicimos la prueba en un equipó void usando las 2 mesas y poniendo el mismo tema y se notaba diferencias)

Dejar una Respuesta

AEDYP es la Asociación Española de DJs y Productores. Esta iniciativa nace por la necesidad de velar y reconocer la labor de todos los profesionales que se dedican a la expresión de la Música Electrónica en todos sus ámbitos.

AEDYP quiere visibilizar a los DJs y a los Productores Musicales como el nexo imprescindible entre el ocio y la cultura, y fortalecer ese lazo de unión en todos los aspectos posibles. Es imprescindible una asociación a gran escala entre todos los compañeros, aunando fuerzas, para proteger los derechos de los grandes damnificados dentro de este sector en nuestro país.

Únete a nosotros. Ahora.

IMPORTANTE: Rellena y envía este formulario una sola vez para evitar duplicados que provocarían retrasos en la gestión de los datos. Gracias por tu comprensión.

¡Hazte miembro!

     

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies