Distribuidoras digitales y lo que debes saber sobre ellas

tiendas y servicios música

Distribuidoras digitales y lo que debes saber sobre ellas

Distribuidoras digitales y lo que debes saber sobre ellas 1611 1004 Tony Postigo

Hoy tenemos en nuestro blog una firma invitada, se trata nada menos que del productor Tony Postigo, que viene a desgranarnos en un completo artículo todos sus conocimientos acerca de la distribución y venta de música en formatos digitales, y cómo puedes aprovechar actualmente los servicios de las distribuidoras si eres un productor musical independiente que quiere ver llegar lejos su música en tiendas y servicios como Beatport, Traxsource o Spotify.


Muchas veces me habéis preguntado sobre este tema, y hoy he decidido hacer un post bastante extenso, basándome en mi experiencia con varias de estas empresas y aprovechando la entrada en escena de un nuevo jugador (Distrotrax), del que también hablaré aquí.

Antes de entrar en materia, os pido que compartáis este post en vuestras redes sociales, ya que estoy seguro de que resultará muy útil para muchos de los que están empezando en esto de la producción musical y la autoedición de sus propias obras.

Para empezar: ¿Qué es una distribuidora musical?

Muy sencillo; imaginad que habéis hecho vuestra primera canción y queréis que se escuche en las principales plataformas de streaming como Spotify, Apple Music, Amazon, Deezer, Tidal, o bien queréis venderla en portales como Beatport, Traxsource, Juno Download, etc.

Este proceso no funciona como en Soundcloud, Mixcloud o YouTube, donde tú te creas una cuenta gratuita y subes tu música… Los DSP (Digital Service Providers) sólo trabajan con sellos discográficos o con distribuidoras autorizadas, que son las que se encargan de que tu música aparezca en todas las tiendas y servicios de streaming.

¿Significa eso que no puedes subir tu música a Spotify sin el apoyo de un sello discográfico? Por supuesto que puedes hacerlo. Simplemente, tienes que darte de alta en cualquier distribuidora y subir tu música a través de los formularios que ponen a tu disposición. Después, ellos la suben a su vez a todas las plataformas con las que tienen un acuerdo.

Hay muchas distribuidoras en el mercado. Las más famosas son Distrokid, CDBaby, iMusician, Tunecore, Ditto, Amuse, etc… Cada una tiene diferentes precios y ofrece distintos servicios, con sus respectivas ventajas y desventajas. Al principio, es muy difícil tomar una decisión acertada sobre cuál es el servicio más adecuado, ya que unas te permiten subir una cantidad ilimitada de canciones pagando una suscripción anual, y otras te cobran una tarifa única por canción.

Lo primero que deberías hacer es plantearte cuántas canciones publicarás anualmente y cuántos artistas (o seudónimos propios) manejarás… Es decir; si tu intención es publicar una o dos canciones al año sólo con tu nombre de artista, quizás te conviene más pagar sólo por cada canción que publicas (en CDBaby son 10$, por ejemplo, sea single o álbum) pero, si tienes pensado sacar una canción cada quince días o cada mes, con varios artistas, la opción más plausible sería montar un sello digital pagando una tarifa plana anual, en la que puedes subir todas las canciones que quieras (la propia Distrotrax, por ejemplo, ofrece varias tarifas de este tipo en las que pagas según el número de artistas: hasta 3, por ejemplo, serían 29.99$ al año, y hasta 50 artistas, 69.99$)

Como os dije antes, hay muchas distribuidoras con diferentes precios y servicios; yo os voy a hablar de mi experiencia con cuatro de ellas, que son las diferentes empresas con las que he trabajado desde que empecé con la aventura de tener mi sello digital: Distrokid, Amuse, CDBaby y Distrotrax.

A medida que mis necesidades como generador de contenido musical iban cambiando, también fui cambiando de distribuidora hasta que llegué a Distrotrax, que es mi distribuidora actual y la que cubre por completo todo lo que necesito para funcionar como sello profesional.

Empecemos por DISTROKID

Es una opción muy popular para los que empiezan en el mundo de la distribución musical. Funcionan a través de una tarifa plana anual, con la que puedes subir tantas canciones como desees y con unos precios que están bastante bien: 21€ para un artista, 36€ para dos artistas y 82€ para hasta 100 artistas.

El 100% de los royalties generados por tu música son para ti; ellos no se quedan nada. Yo escogí la opción de 36€, ya que en ese momento sólo manejaba dos seudónimos para mi música.

El servicio es bueno, el formulario para subir canciones es muy sencillo (en 10 minutos o menos lo has completado) y son bastante rápidos a la hora de colocar tus canciones en los DSP, pero me encontré con un gran inconveniente: los cargos adicionales por muchos servicios que en otras empresas no te cobran.

Por ejemplo, si quieres que tu canción aparezca en Shazam, el coste es de 0.99$ al año por cada canción. El YouTube ID (imprescindible para monetizar y proteger tu música en esta plataforma) cuesta 4.85$ al año por canción y se quedan con un 20% de royalties (algo inaceptable, a mi modo de ver, y una de las principales razones por las que cambié de distribuidora).

Tiene una opción LEGACY para mantener tu música para siempre en las plataformas, que cuesta 29.99$ por canción, incluso si dejas de pagar el servicio (esto es algo muy importante a tener en cuenta con el modo de suscripción anual: en cuanto dejas de pagarlo, RETIRAN TU CATÁLOGO DE LAS TIENDAS. No sucede así con las empresas donde pagas una tarifa única por cada canción que subes).

AMUSE

Decidí pasar mi catálogo a Amuse y probar con esta empresa de origen sueco… Duré una semana con ellos y salí huyendo de ahí.

Fue una experiencia HORRIBLE. Servicio técnico deficiente, todo eran problemas a la hora de subir mis canciones, me tumbaron todas las portadas que previamente habían sido aprobadas por los DSP de la mano de Distrokid, etc.

Su servicio de distribución es el más limitado de todos: sólo trabajan con 18 servicios de streaming, en comparación con los más de 150 DSP de Distrokid.

Como ventaja, es la única distribuidora que tiene una opción para subir música GRATIS, pero es tan pobre que yo ni la consideraría: sólo se permite un artista, cuatro plataformas (creo recordar que eran Spotify, Apple, Deezer y YouTube), no admiten un nombre de sello personalizado y tardan ocho semanas en publicar las canciones.

Respecto a los royalties, se quedan con un 15%, excepto si tienes una cuenta PRO, como era mi caso.Por lo demás, el peor distribuidor con el que he trabajado, de lejos.

CDBABY

Después de la mala experiencia con Amuse, decidí probar con CDBaby, que es una de las distribuidoras más antiguas que existen. Ellos no funcionan por suscripción, sino que cobran por cada canción que subes. Esto tiene sus ventajas (pagas una vez y sabes que tu música ya no se moverá de las plataformas), pero evidentemente es un sistema muy caro si manejas un volumen considerable de publicaciones al año.

El precio lo han ido cambiando varias veces; ahora creo que se pagan 10$ por single o álbum.

La verdad es que mi experiencia en CDBaby fue muy satisfactoria: Un servicio técnico muy profesional y me ayudaron a crear dos canales oficiales de artista en YouTube con relativa sencillez.

Por cierto, se quedan con el 9% de royalties por servicios de streaming y un 30% por las reproducciones de Facebook, Instagram y TikTok. Es algo a tener en cuenta. La única desventaja de este servicio (y por la que finalmente me mudé a DISTROTRAX) es que NO trabajan con Beatport ni con Traxsource, algo muy importante para los que hacemos música electrónica.

DISTROTRAX

Esta distribuidora es de muy reciente creación, y la descubrí gracias al consejo de un amigo que empezó a trabajar con ellos casi desde el principio. Mi impresión fue muy buena al principio cuando visité su web (distrotrax.com), ya que tiene diferentes paquetes que se adaptan a tus necesidades, a diferencia de todas las anteriores: puedes optar entre subir una canción por una tarifa única de 2€ (a diferencia de los 10$ que cuesta CDBaby) o bien optar por los planes de suscripción PRO de 16€, 30€ o 70€, dependiendo del número de artistas que manejes.

Siempre con tu nombre de sello personalizado y todos los extras incluidos, como YouTube ID, Shazam, etc. También te ayudan en la creación de tu canal VEVO y (lo más importante para mí) trabajan con Beatport y Traxsource.

De hecho, ellos me guiaron sobre los requisitos que Beatport y Traxsource te piden para dar de alta tu sello en esas tiendas y me proporcionaron el formulario para lograr el acceso… En menos de una semana ya estaba dentro. A día de hoy, DISTROTRAX es la opción que yo os recomendaría sin lugar a dudas, tanto si empezáis en el mundo de la autoedición como si tenéis un sello digital consolidado y queréis trabajar con una distribuidora que cubra todas vuestras necesidades.

Hasta la próxima

Y hasta aquí el tocho de hoy, espero haber satisfecho vuestra curiosidad y, lo más importante, haberos servido de ayuda con esta «pequeña» introducción sobre todo lo que rodea a las distribuidoras musicales.

P.D: Si algún día os mudáis de distribuidora, no olvidéis conservar los códigos ISRC de todas vuestras canciones, ya que os serán imprescindibles para no perder las estadísticas de reproducciones y fechas de lanzamiento de vuestros temas en los DSP.

¡Saludos!

Dejar una Respuesta

AEDYP es la Asociación Española de DJs y Productores. Esta iniciativa nace por la necesidad de velar y reconocer la labor de todos los profesionales que se dedican a la expresión de la Música Electrónica en todos sus ámbitos.

AEDYP quiere visibilizar a los DJs y a los Productores Musicales como el nexo imprescindible entre el ocio y la cultura, y fortalecer ese lazo de unión en todos los aspectos posibles. Es imprescindible una asociación a gran escala entre todos los compañeros, aunando fuerzas, para proteger los derechos de los grandes damnificados dentro de este sector en nuestro país.

Únete a nosotros. Ahora.

IMPORTANTE:
Rellena y envía este formulario una sola vez para evitar duplicados que provocarían retrasos en la gestión de los datos. Gracias por tu comprensión.

¡Hazte miembro!

    Comprobante de ingreso (obligatorio, adjuntarlo en PDF o JPG de máximo 3MB)

    Nombre (obligatorio)

    Primer Apellido (obligatorio)

    Segundo Apellido (obligatorio)

    DNI (obligatorio)

    Teléfono (obligatorio)

    Email (obligatorio)

    Dirección (obligatorio)

    Código Postal (obligatorio)

    Población (obligatorio)

    Provincia (obligatorio)

    · Responsable del tratamiento: AEDYP.
    · Finalidad: gestionar el envío de información y comunicación con el socio.
    · Legitimación: consentimiento del interesado.
    · Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
    · Derechos: podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal, así como a la retirada del consentimiento prestado para el tratamiento de los mismos.
    · Información adicional: puede consultar la información detallada sobre Protección de Datos en esta página web.

     

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies