BARCELONA… CON LA FIESTA NO SE JUEGA

BARCELONA… CON LA FIESTA NO SE JUEGA

BARCELONA… CON LA FIESTA NO SE JUEGA 1024 682 Rafa Mendoza

BARCELONA… CON LA FIESTA NO SE JUEGA

Hace años que el Ayuntamiento de Barcelona mantiene un contencioso para cerrar algunas de sus discotecas más emblemáticas, sobre todo las del Front Marítim. Allí se encuentran clubs icónicos de la noche de Barcelona, que han estado durante muchos años en el top 100 global de clubs, y en los que han actuado artistas de primer nivel internacional como David Guetta, Tiësto, Roger Sánchez, y un largo etcétera.

Es curioso que el consistorio barcelonés entienda que sus clubs no forman parte del patrimonio cultural de la ciudad, sobre todo cuando son de proyección internacional, y vaya reduciendo de forma sistemática las licencias de locales, cuando existe un claro déficit en este aspecto.

Vaya por delante que uno puede tener una idea propia, pero intentaré ser lo más riguroso posible e incluir datos oficiales para mostrar la realidad, más allá de toda duda. Se puede decir que lo que he comentado hasta ahora podría entrar en el plano de lo subjetivo, así que vamos a ofrecer cifras.

En Barcelona y provincia existe una tendencia peligrosa: la clara y progresiva reducción de locales de ocio nocturno. De hecho, y según datos de la patronal FECALON, se han perdido más de 220 locales en los últimos 20 años. ¿Está justificado? ¿Había exceso de oferta?

En 2021, la Diputación de Barcelona, con la colaboración del sector, realizó un estudio donde indica que en Barcelona y provincia hay 617 establecimientos repartidos en 119 municipios, de lo que se deduce que 192 municipios no tienen ningún establecimiento. Otro dato relevante es la concentración: el 76% de los establecimientos se concentran en 31 de los 119 municipios de la provincia. Esto implica que los jóvenes de esos municipios han de desplazarse (casi de forma necesaria) para disfrutar del ocio nocturno, con los problemas y peligros que eso conlleva.

Más datos: Barcelona, una ciudad de 1,6 millones de habitantes y que recibió en 2022 9,7 millones de visitantes, cuenta con 198 locales de actividades recreativas musicales, con un aforo acumulado de no más de 50.000 personas ¿Es suficiente? Por supuesto que no, porque según la Diputación de Barcelona, un 23% de los turistas que visitan España lo hacen atraídos por la oferta de ocio nocturno, siendo esos aforos insuficientes para absorber una demanda obviamente gigantesca. El turista no viene únicamente a disfrutar de playas, o a ver la obra de Gaudí… La realidad es que el ocio nocturno también forma parte de la oferta, y la estadística es demoledora: 1 de cada 4 lo hace por sus clubs y discotecas. El ocio nocturno crea riqueza y repercute positivamente en el país, además de tener una buena reputación dentro y fuera de nuestras fronteras. Podemos afirmar, en base a los datos, que Barcelona ofrece un ocio nocturno de calidad, con reconocimiento a nivel internacional.

Se estima que el ocio nocturno representa en Cataluña un 1,8 del PIB (3.084 millones de euros), dentro del 12,4% que representa el sector del turismo en la provincia de Barcelona (fuente: Diputación de Barcelona).

¿Y cuáles son las consecuencias de esa falta de oferta? Tenemos muy poca memoria, y quizás no recordamos los problemas de orden público que se produjeron en Barcelona durante la pandemia, en especial al eliminar el toque de queda y mantener cerrado el ocio nocturno: más de 40.000 personas haciendo botellón en la Barceloneta y el Born (por la noche). Eso también son datos.

¿Es solamente una cuestión entre el Ayuntamiento y los empresarios? Por supuesto que no. Hay otros implicados. En primer lugar, los DJs, que somos la expresión cultural y artística de los clubs. Existe una preocupante falta de trabajo en Barcelona, y cada vez es más difícil encontrar residencias o sets en la ciudad. Lo curioso es que el Ayuntamiento de Barcelona nos considera artistas cuando trabajamos en festivales como el Grec o La Mercè pero, por el contrario, parecemos sospechosos habituales cuando trabajamos para locales de ocio nocturno. Debemos recordar que somos artistas “per se”, y no en función del evento en el que actuemos, ya que nuestro trabajo y su expresión artística son exactamente iguales.

Otra consecuencia de esta política de cierres agresivos es que afecta negativamente con destrucción de empleo. Y en esta cuestión llueve sobre mojado, porque venimos de una situación realmente complicada por la COVID-19. Se estima que la pérdida conjunta de ocupación (asalariados más autónomos) de los establecimientos de bebidas se sitúa en el 10,6% entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020. Otro plus a tener en cuenta es que se trata de empleo mayoritariamente juvenil, circunstancia que -parece ser- no se tiene en cuenta en una coalición de gobierno de un ayuntamiento que se postula como progresista.

¿Hablamos de desconocimiento? No, es la política que lleva a cabo el Ayuntamiento de Barcelona, sin más, porque tuve la ocasión de asistir al II Coloquio “¿Qué Modelo de Ocio Nocturno Queremos para Barcelona?” y allí todos los partidos políticos coincidieron en la escasez de licencias. Entonces ¿cuál es el argumento principal? Los vecinos. Vaya por delante que el descanso y la paz vecinal es esencial, pero ¿es realmente culpa de los clubs? Es aquí donde, en mi opinión, se equivoca el argumento, ya que “vecinos” y “clientes” es una división artificial. Lo correcto es llamar a todos “ciudadanos”. El orden público es responsabilidad de la administración (hay jurisprudencia del TSJC al respecto) y, en este caso en particular, de la Guardia Urbana y/o Mossos d´Esquadra (policía autonómica catalana). El error de esta situación es que no se puede solucionar un problema con otro mayor. La solución es simple, y solamente hay una: más efectivos de policía y cuerpos de seguridad, sin reducir licencias.

La realidad es que cada vez hay menos locales donde trabajar en Barcelona, y no porque el mercado no los necesite. Todo lo contrario. Lo que está claro es que, por parte del Ayuntamiento, existe una regulación artificial e intervencionista en el mercado. Porque, entre otras cosas, tampoco se ofrecen soluciones ¿Dónde vamos a trabajar? ¿Dónde se va a recolocar todo ese empleo juvenil destruido? ¿Dónde va a ir la gente que quiera salir de noche en Barcelona? ¿Qué imagen vamos a dar a los turistas que esperan una oferta de ocio nocturno de calidad?

Punto y aparte es el tema de los festivales, como el cambio de organizadores en el Festival Jardins de Pedralbes (con excelente resultado y un amplio cartel para públicos muy diferentes), o el Primavera Sound (que comienza a diversificarse  en otras sedes). ¿Sabe cuidar Barcelona de sus festivales? La respuesta se me antoja simple, ya que existe un malestar generalizado entre los promotores, que fácilmente puede derivar en la fuga de alguno de ellos.

En definitiva, todo esto es clave para la supervivencia de nuestro trabajo. Sí, trabajo. Ese derecho constitucional que muchas veces no se cumple, y del que venimos muy escasos por la situación de la pandemia. Tras dos años de prohibiciones por motivos de fuerza mayor (aunque eso es otro tema), ahora nos encontramos en Barcelona con una política agresiva de reducción de licencias.

Lo irónico es que nos llaman artistas. Cuando interesa…

¡Es URGENTE proteger la cultura, porque con la fiesta (que también es cultura) no se juega!

Rafa Mendoza
DJ y Abogado
Miembro de la Junta Directiva y del Depto. Legal de AEDYP
(Asociación Española de DJs y Productores)

(Fuentes: Diputación de Barcelona, FECALON)

1 comentario
  • Todo son promesas pero nuestros políticos solo saben dar órdenes para castigar a los que producen trabajo y riqueza para nuestra región de vergüenza

Dejar una Respuesta

AEDYP es la Asociación Española de DJs y Productores. Esta iniciativa nace por la necesidad de velar y reconocer la labor de todos los profesionales que se dedican a la expresión de la Música Electrónica en todos sus ámbitos.

AEDYP quiere visibilizar a los DJs y a los Productores Musicales como el nexo imprescindible entre el ocio y la cultura, y fortalecer ese lazo de unión en todos los aspectos posibles. Es imprescindible una asociación a gran escala entre todos los compañeros, aunando fuerzas, para proteger los derechos de los grandes damnificados dentro de este sector en nuestro país.

Únete a nosotros. Ahora.

IMPORTANTE:
Rellena y envía este formulario una sola vez para evitar duplicados que provocarían retrasos en la gestión de los datos. Gracias por tu comprensión.

¡Hazte miembro!

    Comprobante de ingreso (obligatorio, adjuntarlo en PDF o JPG de máximo 3MB)

    Nombre (obligatorio)

    Primer Apellido (obligatorio)

    Segundo Apellido (obligatorio)

    DNI (obligatorio)

    Teléfono (obligatorio)

    Email (obligatorio)

    Dirección (obligatorio)

    Código Postal (obligatorio)

    Población (obligatorio)

    Provincia (obligatorio)

    · Responsable del tratamiento: AEDYP.
    · Finalidad: gestionar el envío de información y comunicación con el socio.
    · Legitimación: consentimiento del interesado.
    · Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
    · Derechos: podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal, así como a la retirada del consentimiento prestado para el tratamiento de los mismos.
    · Información adicional: puede consultar la información detallada sobre Protección de Datos en esta página web.

     

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies